miércoles, 23 de enero de 2013

Tecnologia Piezoeléctrica



La tecnología piezoeléctrica es una alternativa, desarrollada por Epson, a la tecnología Bubble Jet o de Inyección Térmica patentada por Canon

La tecnología Bubble Jet trabaja generando calor sobre la tinta mediante una resistencia, el calor genera una burbuja que empuja la tinta al exterior hacia el papel a través de los conductos del cabezal de impresión. 

Por el contrario la tecnología piezoeléctrica usa de cristales piezoeléctricos que tienen una propiedad única y singular. Si se aplica una fuerza física en ellos, pueden generar una carga eléctrica. El proceso también funciona a la inversa: si se aplica una carga eléctrica al cristal, este se moverá y por tanto generamos una fuerza mecánica.

La cabeza de impresión de una impresora de inyección de tinta piezoeléctrica utiliza un cristal en la parte posterior de un diminuto depósito de tinta. Una corriente se aplica al cristal, lo que lo atrae hacia adentro. Cuando la corriente se interrumpe, el cristal regresa a su posición original, y una pequeña cantidad de tinta sale por la boquilla. Cuando la corriente se reanuda, atrae al cristal hacia atrás y lanza la siguiente gota.


Esta estrategia tiene algunas ventajas. Las cabezas de impresión piezoeléctricas pueden utilizar tinta que se seca con mayor rapidez y pigmentos que podrían dañarse con las temperaturas en una impresora Bubble Jet. Asimismo, como un cabezal piezoeléctrico está integrado a la impresora, sólo se necesita reemplazar el cartucho de tinta. (las impresoras Bubble Jet incluyen las boquillas en cada cartucho de tinta, lo que incrementa el coste del cartucho y, por lo tanto, el coste por página.) El inconveniente es que si una cabeza piezoeléctrica se daña o se atasca, es necesario reparar la impresora.


Las últimas impresoras más importantes de Epson tienen cabezales de tinta negra con 128 boquillas y cabezales color (CMY) con 192 boquillas (64 para cada color) logrando una resolución de 720 dpi. Como el proceso piezoeléctrico puede producir puntos pequeños y perfectamente formados con gran eficacia, Epson puede ofrecer una resolución aumentada de 1440 x 720 dpi. Esto lo consigue el cabezal de impresión haciendo dos pasadas, con una consecuente reducción en la velocidad de impresión. Las tintas desarrolladas para aprovechar esta tecnología son extremadamente rápidas para secarse, penetran el papel y mantienen su forma haciendo que los puntos interactúen unos con otros. El resultado es muy buena calidad fotográfica especialmente con el papel adecuado.

Quieres saber todo lo que podemos ofrecerte para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada